“Esperar en el Señor significa recurrir a Él en lugar de recurrir al hombre.”