Esperanza, según la Real Academia Española (RAE), significa: Estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea. | En el cristianismo, virtud teologal por la que se espera que Dios otorgue los bienes que ha prometido.

La esperanza es esencial para la construcción de la fe, de hecho es la base de la misma, pues ésta no conduce a ninguna desilusión. Nos permite confiar y esperar en el amor de nuestro Señor y promueve el acercamiento a Cristo para recibir su misericordia.

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11

La verdadera fuente de la esperanza es Dios, quien es capaz de cumplir todo aquello que nos ha prometido. El que esperemos una recompensa por parte de nuestro Padre, no quiere decir que seamos egoístas, pues también debemos confiar en la bondad y la generosidad que Él tiene hacia sus hijos.

“Tú eres mi escondite y mi escudo; en Tu Palabra he puesto mi esperanza”. Salmos 119:114

Estamos muy cerca de terminar el año y todos vivimos una temporada de mucha emoción, expectativa y ansiedad acerca de lo que el próximo año nos traerá. Es un buen momento para tomarnos verdaderamente de la mano de Dios y poner la esperanza de cada día en nuestro Padre, en Su Amor por nosotros y Su Protección.

 

CONSEJOS PARA PONERLA EN PRÁCTICA:

  • Estar en contacto con Dios y leer Su Palabra. En la Biblia encontramos muchos ejemplos de la confianza de otros y versículos que nos motivan a esperar en nuestro Señor. Al hablar con nuestro Padre, sabremos que Él nos escucha, que nos acompaña siempre y que no debemos perder la esperanza.
  • Piensa positivamente. Enfoca tus pensamientos en todo aquello que posees, no en lo que te hace falta. Aprende a valorar todo lo bueno que tienes.
  • Haz un recuento diario. Al finalizar cada día, recuerda cada acción o situación positiva que viviste en la jornada, por grande o pequeña que parezca, verás que recuperas tu esperanza.

 

FRASES SOBRE LA ESPERANZA:

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes”. – Khalil Gibran

“En cada amanecer hay un vivo poema de esperanza, y, al acostarnos, pensemos que amanecerá”. – Noel Clarasó

 “Las decepciones no matan, y las esperanzas hacen vivir”. – George Sand

 

Tenemos esperanza cada vez que recordamos todo lo que Dios ha hecho por nosotros. Cuando nos encontremos desanimados, lo único que podemos hacer es poner nuestra confianza en Cristo.

¡Sigue nuestras publicaciones de Facebook y recibe una dósis de fe diaria! AQUÍ.